REFLEXIONES, textos, historias...para leer y pensar

 

Experiencia de "domesticación"

- Si quieres un amigo, domestícame.

- ¿Qué hay que hacer?, dijo el Principito.

- Hay que tener mucha paciencia, respondió el zorro. Empezarás por sentarte un poco lejos de mí, así en la hierba. Te miraré de reojo y no dirás nada. El lenguaje es fuente de malentendidos. Pero cada día podrás sentarte un poco más cerca...

Durante este mes de mayo que celebramos el "mes de María" puedes vivir esta experiencia tan hermosa y tan humana de "domesticación" que nos narra Antoine de Saint-Exupery. Es una invitación a sentarte cada día con el corazón cerca de nuestra Madre María para que Ella nos prepare a recibir la Luz que es su Hijo y esta Luz pueda brillar en el mundo.

Madre y Señora mía
Quiero cumplir tu palabra:
"Haced lo que Él os diga".
Con tu auxilio, quiero seguir a Jesús.
Quiero imitarte.
Tu vida humilde ilumina a toda la Iglesia.
Gracias por tu amor de Madre.
Me conoces por mi nombre y me amas.
Pongo en tus manos lo que tengo y lo que soy: mi persona y mi vida.
Que contigo descubra yo en todas las cosas
Que "Dios me ama desde siempre"
Que "todos los hombres son mis hermanos"
Y que me tengo que comprometer
a llevarles la Luz que es tu Hijo Jesús.
Así nuestro mundo será más justo, más humano,
Más como Dios lo quiere para todos.
Condúceme a la unión de amor con el Padre,
Por el Hijo, en el Espíritu Santo. Amén.

Tomado de las Dominicas de la Anunciata

Volver a Historias para pensar

  

Enlaces relacionados