CALENDARIO DE LAS SEMANAS


ADVIENTO

   Domingo I de Adviento.................................. Domingo I

   Domingo 2 de Adviento................................. Domingo II

   Domingo 3 de Adviento................................. Domingo III

   Domingo 4 de Adviento................................. Domingo IV

NAVIDAD

   Domingo I de Navidad................................... Domingo II

CUARESMA

   Domingo I de Cuaresma.................................. Domingo I

   Domingo 2 de Cuaresma................................. Domingo II

   Domingo 3 de Cuaresma................................. Domingo III

   Domingo 4 de Cuaresma................................. Domingo IV

   Domingo 5 de Cuaresma................................. Domingo I

   Domingo de Ramos......................................... Domingo II

PASCUA

   Octava de Pascua ............................................. Domingo I

   Domingo 3 de Pascua....................................... Domingo III

   Domingo 4 de Pascua....................................... Domingo IV

   Domingo 5 de Pascua....................................... Domingo I

   Domingo 6 de Pascua....................................... Domingo II

   Domingo 7 de Pascua....................................... Domingo III

   Domingo de Pentecostés.................................... Domingo I

TIEMPO ORDINARIO

   Domingos 1, 5, 9, 13, 17, 21, 25, 29, 33 y 34................. Domingo I

   Domingos 2, 6, 10, 14, 18, 22, 26 y 30........................... Domingo II

   Domingos 3, 7, 11, 15, 19, 23, 27 y 31........................... Domingo III

   Domingos 4, 8, 12, 16, 20, 24, 28 y 32 .......................... Domingo IV


Ir a inicio

»Manual de la ANE » Calendario para las vigilias de la ANE

La Vigilia de la Adoración Nocturna es esencialmente una Vigilia de oración y adoración centrada en la Eucaristía, en nombre de toda la Iglesia. Nunca podrán faltar en nuestras vigilias: la oración personal y la oración litúrgica comunitaria que nos vincula a la Iglesia.


La Liturgia de las Horas es la oración que la Iglesia, en unión con Jesucristo, su Cabeza, y por medio de Él, ofrece a Dios. Se llama de las horas porque se efectúa en los principales momentos de cada día, que así es santificado junto con la actividad de los hombres (Laudes al comenzar el día; Vísperas al caer la tarde, Completas al acostarse...).

El Oficio de Lectura, desde los primeros siglos de la Iglesia, era la oración nocturna de los monjes mientras los hombres descansan; la alabanza y la oración del Señor no debe interrumpirse ni durante la noche.